Conducir un coche bajo la lluvia

Conducir un coche bajo la lluvia

Consejos para conducir bajo la lluvia

Al conducir bajo condiciones de lluvia debemos adaptar la forma en la que circulamos con nuestro vehículo, ya que las condiciones de la calzada resultan muy distintas a cuando brilla el sol.


¿Por qué es peligrosa la lluvia para la conducción?

Los motivos que hacen que lluvia altere especialmente la conducción son pricncipalmente tres:

  1. La lluvia reduce la visibilidad
  2. La lluvia reduce la capacidad de frenada
  3. La lluvia reduce el agarre de los neumáticos

¿Qué hacer cuando nos encontramos con lluvia o agua en la calzada?

Si debemos conducir con lluvia o nos encontramos con una tormenta durante nuestro recorrido, deberemos adaptar la conducción a las nuevas condiciones de la calzada. Si lo quisiéramos decir rápidamente todo se resumiría en “conducir con precaución”, pero siendo un poco más explícitos pasaremos a enumerar los cambios que debemos llevar a cabo para reducir los riesgos

Aumentar la distancia de seguridad

Con la calzada mojada la capacidad de frenada se multiplica. Si tuviéramos que realizar una frenada de emergencia para evitar una colisión con el coche que tuviéramos enfrente, con el asfalto mojado la distancia que necesitaríamos para detener completamente el vehículo sería mucho mayor.

Reducir la velocidad

Este apartado está estrechamente relacionado con el anterior: a menor velocidad nos será más fácil detener completamente el vehículo.

Evita los frenazos bruscos

Si frenas bruscamente con el asfalto mojado las ruedas pueden patinar y deslizarse más fácilmente que con el asfalto seco. Utiliza el freno motor del coche para reducir la velocidad.

Actúa con seguridad frente al aquaplanning

Se denomina “aquaplanning” al efecto que se produce cuando las ruedas del vehículo no llegan a tocar el asfalto por pasar por un charco profundo en la carretera. Aunque este efecto dura solo unos segundos, puede resultar muy peligroso y causar accidentes si se produce en curvas y sobretodo si la velocidad es excesiva o el conductor no reacciona correctamente. Para evitar el aquaplanning -de nuevo, insistimos- reduce la velocidad. Sabrás que el coche está bajo los efectos del aquaplanning porque notarás durante uno o dos segundos -como máximo- los siguientes efectos:

  • El volante da la sensación por momentos de estar suelto y perder rigidez bajo las manos; ya que las ruedas están “flotando” sobre la capa de agua existente entre asfalto y neumáticos.
  • El coche sube de revoluciones espontáneamente durante algunas décimas de segundo; porque las ruedas están ahora circulando sobre agua y por tanto, se pierde toda la fricción que proporciona el asfalto
  • Notas una pequeña y perceptible reducción de la velocidad, ya que cuando el coche entra en un charco profundo el vehículo se frena ligeramente.

Si notas cualquiera de estos efectos ten en cuenta que el coche está sufriendo de aquaplanning. Lo primero que debes evitar son los movimientos bruscos. No frenes ni gires el volante, tan solo reduce la velocidad levantando el pie del acelerador. El freno motor creará retención sobre las ruedas y éstas conseguirán romper la barrera de agua, además que una reducción de la velocidad ayudará a que el coche pueda penetrar mejor en los charcos y los neumáticos conseguirán evacuar el agua completamente.


La precaución es la clave

Como has visto, todos los efectos que provoca el agua sobre la conducción se pueden paliar casi completamente de un modo: reduciendo la velocidad a la que circulamos. Circulando a menor velocidad será más fácil frenar y eliminaremos por completo el aquaplanning o al menos reduciremos sus efectos casi totalmente.

Si quieres aprender a conducir de la mano de unos expertos no lo dudes y sácate tu carné B con Racing Eixample.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

¡Llama!
Dirección

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar