¿Prestar el coche? Los factores a considerar  

¿Prestar el coche? Los factores a considerar  

Conducir un coche trae consigo un acto de conciencia y responsabilidad. El hecho de prestar este a un tercero debe ser asumido con mucho compromiso, sobre todo si el vehículo y por razones ajenas  al titular se ve involucrado en algún caso de circunstancia excepcional o sobrevenida.

¿Dejar el coche en manos de otras personas?

Existen muchos mitos al respecto y factores que se deben considerar, por lo que este artículo ofrece la oportunidad de aclarar el panorama respecto de si el coche puede ser conducido por otra persona.

El aspecto legal que involucra ciertas acciones

El que facilite un coche a otra persona debe tener claro lo que esto puede acarrear.

El artículo de la Ley de Tráfico y Circulación de Vehículos describe que el carnet de conducir es obligatorio y el coche debe estar registrado al nombre del propietario del carnet, así que dejar el coche a otra persona es algo que hay que pensar.

consecuencias de dejar el coche

Por su parte dicha ley lo considera un delito, razón por la cual puedes ser penalizado al considerar la infracción grave. El Código Penal se refiere literalmente a que toda persona que conduzca sin carnet, sea la razón que sea, serán castigados con prisión, multa y con trabajos comunitarios.

En el caso coches con pólizas de seguros y que los mismos se encuentren involucrados en un siniestro, es recomendable que se sepa que existen varias formas jurídicas que definen quien es el conductor el cual se identifica en la  declaración de la póliza.

Factores a considerar para aclarar las dudas respectivas

Existen un conjunto de supuestos ante la interrogante de si el coche perteneciente a un titular en específico puede ser conducido por otra persona. Ahora bien, ante esta interrogante la respuesta depende de varios factores a considerar que a continuación detallamos:

En coches con pólizas de seguro y aparte de las personas que figuran en la póliza respectiva, este también puede ser conducido  por cualquier persona que cumpla la edad reglamentaria.

Así mismo la antigüedad del permiso de circulación es factible para conducir. Ambos factores son valorados en caso de circunstancias excepcionales en las que el coche se vea involucrado en un accidente automovilístico.

Si el coche se encuentra bajo la una póliza de seguros, hay que revisar las figuras jurídicas respecto del seguro adquirido en el momento de la contratación.

Antes de entregar el coche, se debe analizar si el conductor es lo que se llama conductor de riesgo. Para eso es necesario considerar la edad y la experiencia de la persona que va a conducirlo.

Hay que verificar el permiso de conducir para validar si el mismo presenta poca antigüedad.

Verificar también la edad es importante a la hora de prestar el coche. La inexperiencia producto de la edad puede proporcionar cierto tipo de impulsos que se pueden ver reflejados en la forma de conducir.

Considerar que todo conductor debe cumplir al menos dos requisitos obligatorios, contar con el permiso de conducir en regla y no encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas o cualquier otro estupefaciente.

Si la persona que conduce no figura en la póliza, ni cumple los requisitos mínimos obligatorios, se expone a que la empresa aseguradora no cubra el siniestro.

¿Qué pasa si el coche está alquilado?

Es necesario conocer que todo coche que se utilice bajo la figura de alquiler, debe está cubierto con un seguro de Responsabilidad Civil.

prestar el coche y sus consecuencias

En ese caso si el coche cuenta con ciertas coberturas adicionales y en caso de  accidente, el conductor queda libre de toda culpabilidad.

Si el coche a alquilar va a ser utilizado por personas distintas a la persona que contrató el vehículo, esta información debe suministrarse para que el coche este bajo cobertura total.

Finalmente y si el coche lo va a conducir otra persona distinta al titular del mismo, es recomendable comprobar los requisitos mínimos que se exigen por parte de la norma jurídica, algo que garantiza la tranquilidad para todos, especialmente para el dueño del coche.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

¡Llama!
Dirección